Los Venenos:

La maldición de la tierra colorada

Cada vez que se comercializa un paquete de cigarrillos, un perverso sistema productivo que incluye mano de obra en absoluta precariedad y millones de litros de agrotóxicos se pone en marcha.
A continuación los detalles de un gigantesco negocio que envenena a los tabacaleros y los condena a un círculo vicioso sin salida.

por Mario De Fina

Cuando Margarita ingresó al Hospital de San Vicente, para dar a luz, lo que sucedió se transformó  en horror y la conmoción corrió veloz entre los pasillos del hospital; era el mediodía del último domingo de marzo del 2008 y a las pocas horas del alumbramiento natural, su marido, Ramón, se aprestaba frente a las cámaras de televisión respondiendo entre incrédulo y nervioso, tratando de dar una explicación sobre el espanto.

– Estaba justo ahí en el parto, nunca vi una cosa así, me asusté. El médico me dijo que nada podían hacer, me indicó que su corazoncito andaba mal y yo le toqué el cuerpito, era como que en un solo golpe daba dos latidos.

Al siguiente día la noticia ya había llegado al diario local, con la fotografía en primera plana del recién nacido, en manos de una enfermera:

– Un bebé ciclope vivió pocas horas en San Vicente.

El recién nacido tenía un ojo negro con matices rojos en medio de la cara extremadamente colorada, y en la frente una extraña protuberancia. Con tono sensacionalista, la nota remarcaba las palabras del padre que deslindaban responsabilidades: ‘’Ni por consanguinidad, no somos parientes, ni por intoxicación con agroquímicos, porque nunca trabaje con tabaco, soy tarefero y changarín’’ y finalmente brindaba una larga explicación que relataba el origen de los cíclopes en la mitología griega.

Dos días más tarde el director del Hospital Cristian Barrela, dada la repercusión decretó un comité de mortalidad para evaluar las causas de la extraña malformación:

– La criatura era el octavo hijo de la humilde familia de tareferos, y es el tercero de la pareja que fallece, por tal motivo analizaremos los antecedentes clínicos de la madre.

Al cuarto día la noticia cayó en el olvido, nunca fueron públicos los resultados del estudio.

* * *

Me siento mal, se me duermen las piernas alcanzó a vociferar Raúl Godoy, instantes antes de desplomarse sobre una silla. Era un sábado de junio, afuera un brutal aguacero, adentro, en la maderera de Carmen Vogel, nadie sabía qué hacer.

El cartel de bienvenida a San Vicente indica ‘’ Ciudad Bendita ‘’, a unas dos cuadras, pasando la rotonda se alza el monumento al colono,  designación histórica de los agricultores del noreste argentino. Esta ciudad que pertenece al Departamento Guaraní cuenta casi con 50 mil habitantes, se ubica bordeando la Ruta Nacional 14, en medio de la provincia de Misiones, a 200 km de Posadas, capital provincial y 300 km de las Cataratas del Iguazú, en el límite internacional.

Raúl, proclamado abogado e investigador, afirmó que existían en la ciudad al menos 3000  chicos con malformaciones congénitas como consecuencia del uso de agrotóxicos- nombre dado por los productores a los agroquímicos y/o plaguicidas- ; la incredulidad de sus vecinos dio lugar al estupor cuando invitó a los programas de televisión para dar cuenta de la situación, quienes, como si de una película de terror se tratara, le dieron alcance nacional a la problemática.

En aquellos días del 2012,  un grupo de vecinos de San Vicente se reunió para brindar atención médica y social a los damnificados, ya tenían el terreno donado para constituir una fundación, Raúl sería el presidente, solo faltaban ajustar detalles para la personería jurídica.  A su vez, él mismo se encargó de contactar a abogados de Buenos Aires para iniciar acciones legales contra las multinacionales implicadas; pero de improvisto tuvieron que llevarlo a la clínica más cercana.

Meses más tarde, el 21 de agosto, Godoy falleció en el Hospital de Clínicas de Buenos Aires y con él fue enterrada la ‘’ Fundación Niños Envenenados ‘’.

%

Pobreza en Misiones según CIFRA

La provincia de Misiones es una suerte de estrecha península rodeada por las Repúblicas de Paraguay y de Brasil. Considerada una de las provincias más pobres, supera por poco el millón de habitantes según el último censo y las mediciones privadas, a falta de oficiales, ubican su tasa de pobreza sobre el 48 %.

El cultivo de tabaco es una de las principales actividades económicas de esta provincia ubicada en el extremo noreste argentino; aportando de forma anual el 80% de tabaco Burley, empleado para la confección de cigarrillos, que tiene como clientes a las cigarreras internacionales.

-Es el único mercado asegurado- confiesa Neldo Luis Sherer, brasilero de 67 años, que ha cultivado tabaco durante 23 años; primero probó suerte con el tabaco misionero.

– Empezamos con tabaco negro, pero a los 3 años tuvimos que cambiar al Burley, porque el misionero ya no era negocio.

A fines de los años ´70 hubo un cambio en el Complejo Agro Industrial Tabacalero con la incorporación del Estado para estabilizar la producción y la calidad. Con la sanción de la Ley Nacional de Tabaco en 1972 y la creación del Fondo Especial del Tabaco (FET) que destina el 7% de la venta de cada paquete de cigarrillos como retorno al productor, se intervino la actividad. De esta manera se configuró un circuito productivo que viró completamente a la producción Burley, descartando casi en su totalidad el tabaco indígena, que decreció un 96%.

–  Llegué a tener casi 4 hectáreas, unas 3 y ½, eso es aproximadamente 40 mil plantas por año, todo Burley, nos alcanzaba para vivir, pero ahora la cosa cambió, el tabaco no está dando plata.

Neldo tiene un EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) severo y ha perdido la mitad de su pulmón, producto de sus años de fumador, me muestra donde enterró los venenos y colgó el traje protector hace 5 años para dedicarse al cultivo de su chacra, en Fracran, a las afueras de San Vicente.

* * *

– El tabaco necesita mucho veneno y eso es a lo que al colono lo termina matando.

Se estima que la población expuesta a los agroquímicos asciende a las 67 mil personas sobre unas 31 mil hectáreas cultivadas con tabaco en todo Misiones. Sólo sobre el margen del Rio Paraná, un ingeniero forestal arrepentido que prestaba servicio a la chilena Alto Paraná S.A , confesó que se utilizaron en 10 años un millón ochocientos mil kg/ha de herbicidas ( glifosato, arsenal, errasín) a 5000 hectáreas por año, utilizando 42 millones de litros de agua, para plantar pinos y eucaliptos.

Con sabiduría Alicia Zinc ‘’Lita’’ reflexiona. Sus ojos verde cristal y su piel blanca, recuerda a los inmigrantes nórdicos que llegaron a estas tierras rojas desde un continente arrasado por la gran guerra. Lita fue durante muchos años trabajadora del INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) experta en huertas orgánicas pero hoy día trabaja vendiendo artículos del hogar frente a la maderera de Carmen.

– En mi chacra no usamos ni un veneno, todo natural, directo de la huerta, enseña orgullosa el certificado internacional que lo avala, a  la entrada de su casa a las afueras de San Vicente, sobre la Ruta Nacional 14, a la misma altura que año tras año se llevan a cabo los cortes de ruta en medio de la puja por el precio del tabaco. Estaba a punto de asumir la vicepresidencia de la asociación hasta que ocurrió su fatal desenlace.

-Tenemos que unirnos, es la única forma de salir adelante.

– Cuando Luquitas nació, pasaron 5 días y no tomaba la teta, los médicos no sabían bien por qué; empecé a rezar, recé y recé para que no se me muera, y al sexto día, finalmente su boquita pudo succionar.

Luis Krauser creció toda su vida entre tabacales, primero trabajó con su padre y luego se anotó en la tabacalera por su cuenta, heredando el oficio.

Su tono de voz profundo deja entrever raíces portuguesas, su apellido es alemán. Tras desviarse 500 mts de la ruta  por una picada, se llega a su casa, no sin antes pasar por el terreno, hoy día cubierto de selva, que él mismo donó a la fundación.

– Lucas tiene 8 añitos y tiene retraso madurativo, microcefalia y parálisis cerebral.

Su caso es de los más resonantes, a menudo vienen a entrevistarlo de diarios locales y medios internacionales; esta zona se ha transformado en una parada ineludible para todo documentalista ávido de prestigio internacional.

– Hace poco vinieron unos alemanes, -ahora hay unos franceses-, quisieron darme unos pesos para convencerme, pero yo no quiero limosnas ni dinero, solo quiero vivir tranquilo con mi hijo.

Luis no tiene más remedio que seguir cultivando tabaco, el costoso tratamiento que recibe su hijo es mantenido por la obra social de la Asociación de Plantadores de Tabaco de Misiones (APTM).

Su esposa, Angélica, reconoce haber ayudado en el cultivo hasta el mismo día en el que dio a luz.

-Ayudé a cosechar, a pasar los venenos, a nosotros nadie nos dijo nada. La actual situación de Lucas la obliga a destinar todas sus energías a su cuidado, resintiendo los ingresos de la economía familiar.

– Él es todo para nosotros, necesita paciencia, amor y cariño.  Siento un dolor al ver que Lucas no es como los otros chicos – no logra contener las lágrimas – él no puede caminar, depende todo de nosotros.

* * *

– Desde hace 25 años venimos viendo en este mismo hospital las malformaciones, que fueron gestadas en zonas de uso masivo de agroquímicos, en la parte llamada el Alto Uruguay, sobre el margen del río.

Para ingresar a la pequeña oficina del Dr. Hugo Gómez Demaio en el segundo piso del Hospital Provincial de Posadas, es obligatorio ponerse los guantes y la bata médica. Una vez dentro, el Jefe del Departamento de Investigación y miembro de la Red Universitaria de Médicos Fumigados aguarda a la visita tras su escritorio.

Según sus pronósticos 5 de cada 1000 niños nacen enfermos, la mayoría provienen de la zona conocida como Alto Uruguay, conformado por los departamentos de Guaraní y San Pedro.

– Te explico brevemente, la columna vertebral que rodea la médula espinal se cierra antes del día 28 de gestación, cuando la madre ni se enteró que se encuentra embarazada; pero en estos casos el chiquito nace con el cierre del tubo neural incompleto, a los ocho o nueve meses, produciendo lo que se denomina espina bífida o mielo meningoceles.

Demaio repite las palabras de memoria, las ha suscitado sin temor frente a quien pasó por su oficina en búsqueda de respuestas, desde los padres desconsolados, hasta medios que suelen entrevistarlo. Con su séptima década a cuestas y su completa calva es de los pocos que no se oculta a la hora de explicar lo que sucede, aunque sus palabras puedan llegar a ser poco afortunadas, como cuando aseguró que en 20 años habrá ‘’ una población de idiotas’’.

– Estudiamos la intoxicación crónica que es la acumulación del agroquímico en el tejido adiposo humano, y la genotoxicidad, que es la modificación del genoma humano. Cuando la mujer acumula en su tejido adiposo los agroquímicos, se potencian unos con otros y en el momento de la gestación o durante la lactancia, la madre utiliza su tejido graso para alimentar a su bebé; en ese acto de amor como es amamantar, envenena a su hijo.

– Es una enfermedad que produce parálisis de miembros inferiores, incontinencia urinaria y fecal, entre otras complicaciones que requieren rehabilitación y un promedio de entre ocho, diez y hasta veinte operaciones.

– ¿Ve alguna solución?

– La única solución es prohibir el uso total de agroquímicos, no disminuir, sino prohibir y para esto tiene que haber un compromiso político y de las instituciones intermedias, como las tabacaleras y el INTA.

– ¿Dónde encuentro testimonios?

– Busca en las radios, periodistas locales o vecinos, son los únicos actores independientes que todavía pueden narrar este desastre.

-Gracias.

 

La única solución es prohibir el uso total de agroquímicos, no disminuir, sino prohibir y para esto tiene que haber un compromiso político y de las instituciones intermedias

Hugo Gomez De Maio

Jefe Servicio de Cirugia Pediátrica, Hospital Provincial de Posadas, Misiones.

A 1060kms de Posadas, sobre el kilómetro cero, la Honorable Cámara de Diputados de la Nación alberga dos proyectos de ley que buscan prohibir la importación, elaboración, uso y aplicación del herbicida Round up  de la multinacional Monsanto y su principal compuesto activo glifosato. Uno de ellos es impulsado por la Unidad Popular (UP) y el otro por el Frente para la Victoria (FPV).

En el de la UP, puede leerse que ‘’ El Dr. Andrés Carrasco (fallecido en mayo del 2014), jefe del Laboratorio de Embriología Molecular de la Facultad de Medicina de la UBA y presidente del CONICET (2000/01) denunció tempranamente los efectos nocivos del glifosato. Ya en el 2009 verificó que el glifosato producía malformaciones en embriones anfibios; incluso en dosis hasta muy inferiores: entre 1.500 y 300.000 veces menores a las utilizadas en las fumigaciones. A raíz de sus investigaciones fue fuertemente desacreditado. ’’

Este proyecto fue presentado a fines de abril, en coincidencia con la confirmación por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) del efecto, probablemente cancerígeno, del glifosato. A raíz de este informe, Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, decidió prohibir las fumigaciones aéreas a los campos de coca.

‘’ El Estado nacional no puede permanecer impasible ante esto, no más. Recordemos que en agosto de 2011 el Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Lino Barañao, expresaba que no estaba probado el daño que causaba el glifosato sobre las personas, explicando que el herbicida podría ser tan dañino como “el agua con sal”… Casafe por su parte fundaba la inocuidad del glifosato (…) Lo mismo hacía Monsanto (…). ’’

La Cámara de Sanidad Agropecuaria y Fertilizantes (CASAFE), insiste en un comunicado que el glifosato está aprobado por las agencias regulatorias de más de 140 países, incluyendo las más exigentes. Monsanto tampoco está de acuerdo con la clasificación de la OMS, tachando la investigación de inconsistente y reiterando su compromiso con el desarrollo de alimentos seguros y nutritivos para los consumidores.

Por su parte, el proyecto del F.P.V presenta similares argumentos pero sin el tono crítico, se presentó en el 2009, en sintonía con el conflicto agropecuario por la resolución 125 y la creación del observatorio del glifosato, girado en tres oportunidades – en dos de las cuales perdió estado en diputados- a la comisión de acción social, a la de agricultura, y ganadería respectivamente.

Quien lo impulsó originalmente fue la diputada oficialista por la Provincia de Misiones Julia Perié, su asesor, Leonardo Amarilla destaca que el proyecto al día de hoy tiene estado parlamentario y asegura que ‘’ no fue tratado con la importancia que nosotros consideramos necesaria ‘’, queda en el aire la posibilidad de coordinar un encuentro personal con la diputada; Leonardo finalmente sentencia:
‘’ Desde nuestro lugar siempre aportamos y peleamos para que esta causa se lleve adelante, y no vamos a parar porque alguien nos diga’’. Pero lo que no puede responder ni él, ni la diputada en las reiteradas formas en las cuales fue contactada es algo simple y definitorio:

¿Por qué su proyecto para prohibir el glifosato fue rechazado si el  bloque al cual pertenece es mayoría en ambas cámaras?

Muchos vienen a sacar la foto, se van y acá sigue todo igual.

La difícil tarea de llegar a una chacra se equipara con la dificultad de entablar una conversación y romper la desconfianza absoluta que sienten los tabacaleros ante un extraño. Pese a eso la hospitalidad se impondrá, unas sillas serán desplegadas en el jardín, siendo recibido en los meses de invierno con un mate, infusión hecha con hojas de yerba, o el tereré en los meses de verano, idéntico al mate pero con agua fría y hielo, para los días donde los 40° no den a basto en la humedad de la selva misionera. En ninguno de los dos casos ni un gramo de azúcar intentará amenizar el amargo primer trago.

Es indispensable ir acompañado de un vecino, un conocido, un nexo en común que intente apaciguar la cautela. Mientras tanto se dará lugar a la charla, acerca del cultivo, el clima y aparecerán las reiteradas quejas sobre el duro estilo de vida,  muchos productores describen el proceso del tabaco como “sin descanso”.

Los límites entre la plantación de tabaco y las viviendas se vuelven difusos, las plantaciones se encuentran anexas a las casas de las familias tabacaleras, sus miembros, principal mano de obra, alternan actividades entre uno y otro sector en el transcurso del día.  La mayoría de las casas tienen techo de zinc, piso y paredes de madera, no cuentan con servicio de cloacas, tienen letrina  y obtienen  agua potable de pozos a escasa profundidad, vertientes o pequeños causes de agua; la luz eléctrica suele ser insuficiente.

Tras un largo rato en el que me mantengo en silencio, la curiosidad hacia el extraño apremia, es allí donde el intermediario explica: – Él viene de Buenos Aires, y quiere sacar fotos, está haciendo una investigación sobre el tabaco y los venenos- Es momento de hablar.

– No trabajo para nadie, esto lo hago por mi cuenta, nadie me da un peso para llegar hasta acá, no tengo dónde publicarlo y mucho menos te prometo que estas fotos puedan mejorar tu vida, por más que ese sea mi deseo, lo único que te puedo brindar es mi promesa de que mis intenciones son honestas y sinceras.

La religión preponderante entre tabacaleros es el catolicismo, le sigue la doctrina luterana y por último el culto evangélico pentecostal. La tasa de analfabetismo en Misiones alcanza el 4,1% y es la más alta, después de Chaco y Corrientes; una encuesta realizada a productores tabacaleros en la localidad de 25 de Mayo revela que el 67% de los encuestados no finalizó la primaria.  El idioma en esta zona de frontera es el español entremezclado con el portugués.

Tras mi explicación pueden suceder tres cosas, que acepten y se encuentren complacidos por el interés de alguien de lejos, que se nieguen  o que directamente me echen.
Sea cual sea el resultado, una larga caminata por un empinado camino de tierra colorada, también conocido como picada, me separa de la ruta más cercana.

 

Alejandro no tiene corbata, Esteban lleva una roja.
Alejandro tiene el pelo corto y castaño, Esteban rubio y con rulos. Les faltan años para los 40.
Alejandro se graduó en la Universidad Católica Argentina, Esteban también, pero dos años después.
Alejandro  explica con verborragia y Esteban acota puntualmente.
El estudio de Alejandro Capilla y Esteban Mustapich es el encargado de llevar a cabo la demanda contra Philip Morris y Monsanto.

– Son 144 familias, de todo Misiones, que demandan por el daño causado. El juicio se lleva a cabo en Estados Unidos, puntualmente en el estado de Delaware, al sur de Nueva York, porque allí es donde las empresas están constituidas.

Alejandro explica que fueron contactados por Raúl Godoy y que por la dificultad que implicaba el proceso en Argentina, decidieron contactar abogados de Estados Unidos para iniciar allá las acciones legales.

– Hay un estudio de Boston, uno de Texas, otro en Nueva York, que son los que financian y llevan adelante el juicio, un cuarto estudio se encuentra en Delaware y funciona como abogados locales y nosotros somos los asesores en ley Argentina.

La jueza es Vivian L. Rapposelli, de la corte suprema de Delaware, una demócrata e hija de inmigrantes con una fuerte relación con la comunidad Hispana.

– En el 2011 viajó a Misiones un representante de cada estudio jurídico junto a un pediatra muy reconocido – Alejandro cuenta que aterrizaron en Posadas, recorrieron la zona, revisaron a las familias mediante exámenes físicos y radiografías computadas, al cabo de 5 días retornaron por el aeropuerto de Iguazú, no sin antes conocer las Cataratas.

– Las pruebas realizadas son de la parte introductoria, luego continuará la etapa de prueba que será más sustanciosa, donde los abogados de los demandados realizaran pruebas y analizarán las evidencias, históricas clínicas, etc. Finalmente se llevará a cabo el juicio.

– ¿En qué etapa se encuentra el juicio?

– Aún en la introductoria, se han presentado dificultades que lo han demorado estos cuatro años.

Tanto los pisos como las paredes están finamente revestidos en madera en el estudio Capilla Mustapich; en el medio de la sala de reuniones, una gran mesa, de madera, se ubica frente a  un enorme ventanal con cortinas blancas que da a la Plaza San Martin, paradójicamente, cruzando la plaza a unos 300 metros se encuentra el edificio de Monsanto en Capital Federal.

-Se aplicará ley Argentina, una cosa es la jurisdicción y otra la ley aplicable – explica Alejandro -son cosas muy técnicas, pero la jurisdicción en los casos de daños, como éste, se determina por dos pautas, o el lugar de los hechos o el lugar del demandado, a elección del demandante. Bajo esta regla de aplicación de derecho internacional, podemos demandar en Estados Unidos.

Esteban aclara que casi todas las familias son tabacaleras, y la que no lo era, vivía en la chacra y estaba en contacto con la situación de tabaco y agroquímicos: – Tomamos muchos filtros y precauciones para que todas las familias estén íntimamente ligadas a estos factores.

– ¿Cuáles son los alegatos para demandar a Philip Morris?

– Todo el tabaco de Misiones está controlado por Philip Morris. Por más que tengan empresas locales y distintas personas actuando, todo el sistema está importado desde EE UU y está traído por ellos, Misiones se manejaba de otra manera pre- Philip Morris. Ellos trabajaban con tabaco misionero, sin agroquímicos, de un día para el otro cae una empresa estadounidense que no tiene más zonas para producir en sus lugares habituales y busca zonas nuevas, encuentra Misiones y les trae todo un sistema de agricultura que no tiene nada que ver con lo que ellos tenían de sus antepasados. De esta forma introducen un sistema de agroquímicos y se genera la debacle.

– ¿y a Monsanto?

– Las malformaciones las atribuimos al Round up, el Round up crea todos estos problemas. Los productores usan Round up para carpir, en jardinería; la zona es muy tupida pero las casas están rodeados de tierra, no de pasto, todo eso es Round up. Podríamos hacer el juicio contra Monsanto únicamente, pero  Philip Morris es igual de responsable.

-¿Son cómplices?

-Si existe una asociación entre ambos es secreta y la descubriremos al momento de acceder a los documentos. Como los que firmó Felipe Solá, cuando autorizó (en Marzo del ´96) la comercialización de glifosato, con la mayoría de la documentación en inglés.

Consulto acerca de la restricción de los tabacaleros a hablar con la prensa acerca de los juicios, que para muchos funciona como una suerte de censura.

– A nuestros clientes les damos a todos una indicación muy fuerte de no hablar con nadie, así como vas vos, puede ir un representante de Monsanto o Philip Morris, no solo puede sino que han intentado ir; En Estados Unidos las entrevistas o notas tienen mucho peso durante el proceso y los abogados de los demandados son de los más hábiles y más astutos que puede haber en el mundo, buscan todo recoveco para ganar. Te doy un ejemplo, si un tabacalero dice que su hijo fue diagnosticado hace 8 años por agroquímicos, Monsanto puede aplicar el período de prescripción de 2 años y por esa frase puede perder el juicio. Es una forma de protección, en lugar de decir no puedo hablar, deberían decir: ‘’ hablá con mis abogados’’.

Esteban remarca que: ‘’muchos periodistas pueden ir, hacer la nota de su vida y luego olvidarse, el perjuicio puede ser muy grande y el beneficio para la familia es nulo’’.  Recuerda que al principio creían que la repercusión mediática del juicio sería enorme y luego se dieron cuenta que no, y que así sería mejor.

– Yo prefiero liberar contra ellos una batalla jurídica donde no haya actores externos que embarren la cancha y que en el marco de un jurado, un juez, con pruebas sin contaminar, decida; yo estoy convencido de que las empresas son responsables y tengo las pruebas para dar la batalla, pero si tengo que pelear contra Monsanto en una cancha embarrada, capaz que me cagan a palos.

Alejandro sugiere que le gustaría leer la crónica antes de ser publicada, para  ‘’ ajustar algunas cosas‘’, mientras recuerda los últimos días de Raúl Godoy.

– El golpe anímico fue duro, pero el juicio ya estaba en marcha. Con él participamos en el primer y único Observatorio del Glifosato llevado a cabo en el Congreso, estaba la diputada Perié, Demaio, Carrasco y Antonia Husulak.

– Te doy mi opinión, todo muy lindo, pero la idea de prohibir el glifosato, por el impacto económico y las políticas de gobierno, sólo hace falta escuchar cómo Cristina (Fernández de Kirchner) alaba a Monsanto, es básicamente Ciencia Ficción.

Una atmosfera pálida, apacible e imperturbable se extiende por dentro del estudio, por fuera está nublado y la ciudad se prepara a emprender el regreso luego de la última jornada laboral de la semana.

– El hecho de conseguir evidencias ha sido muy complejo, en San Vicente las cuatro o cinco clínicas privadas que funcionan para el sindicato de tabacaleros, son muy herméticas y te ven como el enemigo. Es un sistema muy perverso donde en lugar de ponerse del lado del enfermo se ponen en lugar del victimario.

– Muchos tabacaleros sienten desilusión y frustración en torno al proceso judicial, dicen que hace tiempo que no saben nada.

Alejandro reconoce que una demanda que por momentos parece no avanzar, genera desencanto en los demandantes.

– Muchas veces la misma persona nos llama en el transcurso de un año y no hay novedad alguna. De todas formas no hay chance de que ocultemos información, está todo en internet.

Por último consulto acerca de los valores del juicio, de los honorarios que ascienden a casi la mitad del total y a la posibilidad de que por falta de colaboración un tabacalero sea desvinculado y tenga que abonar los honorarios por su cuenta, como figura en alguna cláusula del contrato. La pregunta inquieta a Esteban quien responde de forma categórica.

– No hemos desvinculado a nadie y acá ellos no ponen un peso, la única forma de que ganemos algo de plata es que ganemos el juicio.

– ¿Cuál es el monto?, las notas publicadas hablan de un juicio millonario.

– No se les reclama monto a las empresas, el jurado sin ninguna pauta lo va a determinar. Son casi 150 familias, supongo que será millonario. Pero si los demandados quieren llegar a un arreglo cuando se empiecen a ver acorralados, puede negociarse una salida, a veces no te podés dar el lujo de seguir adelante cuando hay gente tan necesitada.

– ¿Por qué lo hacen?, ¿por dinero?

– No se puede hacer sólo por plata, es imposible el día a día sin ponerse la camiseta y convivir con esto si no lo sentís.

 

La discapacidad en San Vicente supera en un 60% a la media provincial, según un estudio del 2011 de la Universidad Nacional de Misiones (UNAM) se sitúa la prevalencia en un 23% a partir de 38 familias tabacaleras censadas. La cifra oficial del Instituto Nacional de Estadísticas (INDEC) para el  total de la provincia es del 14 ,1%.

En Misiones por año se emiten 3.000 certificados de discapacidad entre renovaciones y adhesiones, asegura Sara Ferreira, perteneciente a la Dirección de Discapacidad el Ministerio de Salud Pública de la Provincia, aunque asegura que ‘’ no hay un factor predominante, ni tampoco hay prevalencia de un lugar sobre otro. Lo que sí prevalece es la discapacidad mental’’. Aquí son comunes los escándalos por pensiones fraudulentas, el más reciente apuntó contra una senadora nacional y directora del Hospital Dos de Mayo.

El informe destaca que la discapacidad reduce el potencial del grupo familiar para dirigir todas sus fuerzas productivas al mejoramiento de la labor tabacalera y las ata a un esfuerzo intensivo a largo plazo; llegado a este punto las familias pueden optar por mejorar la producción mediante la utilización de agroquímicos  o dejar abandonado al discapacitado a su suerte durante la etapa de mayor exigencia. Muchas veces el discurso religioso intenta justificar la discapacidad como algo enviado por Dios.

Antonia Husulak es Licenciada en Trabajo Social, docente e investigadora por la UNAM, fue parte del proyecto de investigación y suele funcionar como nexo para los periodistas que llegan a la zona. Hace más de un mes le consulté acerca de los avances del proyecto ‘’ Equipo por la Vida ‘’ que junto al Dr. Demaio y otros profesionales buscaba  ‘’poner sustento científico, analizando la sangre de las personas, a algo empírico que es una realidad que no quiere ser aceptada: cientos de niños nacen con malformaciones ‘’. Según medios locales que la entrevistaron en Abril del 2014, ella aseguraba que para ‘’ fines del año que viene esperamos tener los primeros resultados ’’.

Su respuesta relató la tarea de concientización que realizó en San Vicente, los debates internos de la Unión Cívica Radical y sus aspiraciones políticas, ya que según ella, desde este sector únicamente puede generarse el cambio: ‘’ estoy preparándome para mi precandidatura a Dip. Nacional en las PASO para abocarme no sólo a esta temática sino a otros temas álgidos en el país ‘’. Al ser re preguntada por los resultados de las pericias sanguíneas, el silencio fue la respuesta escogida.

* * *

– Yo estoy hablando todo esto porque sé que no me estás grabando.

La condición de anonimato es imperante para el médico que me recibe en su clínica privada de San Pedro, apenas  70 kms al norte de San Vicente.

– Ayer sin ir más lejos, tuve que internar a una mamá de 19 años que se descompensó y que hace 6 meses tuvo un bebé con una malformación congénita detectada intraútero, una falta de cierre de la pared abdominal. Si nacía acá o en un lugar no apto para embarazos de riesgo se moría, pero como lo detectamos a los 5 meses fue derivada al Madariaga.

– Ahora está en observaciones y  me reconoció que estuvo trabajando con plaguicidas, cuando una mujer entre los 15 y los 35 años no puede trabajar con plaguicidas y menos con tal antecedente. Afortunadamente con el chiquito salió todo bien.

El doctor llegó a la zona hace un cuarto de siglo y reconoce que los ´90 fueron los años dramáticos. Afirma que de las dos rutas nacionales más importantes que cruzan Misiones, en la Ruta Nacional 14, se concentran el 80% de los casos, que es en donde se planta tabaco.

– La interné para no tener conflictos ni presiones de nadie, por una intoxicación con insecticida, que puede ser cualquiera de la casa, no con plaguicidas, ella estaba con el mata broto. Te cito otro caso: la muerte de un bebé fue diagnosticada como gastroenteritis aguda, pero lo que pasó fue que cuando el padre llegó de fumigar, colgó su camisa en un clavo y al caerse por un viento dentro del corralito, el bebé se la llevó a la boca. De esta forma es imposible generar algún tipo de estadística.

-¿Por qué este temor?

– Porque el gobierno sigue escondiendo la información para continuar con la producción de tabaco a costa del trabajo del tabacalero y la mal formación.

 

– Cuando llueve nadie entra ni sale de las picadas, y lamentablemente cada vez llueve más.

Los meses de verano concuerdan con los meses de lluvia y con la época de cosecha, una vez que la hoja de tabaco está lista es momento de cortarla para luego dejarla secar en galpones y finalmente dividir por clases y enfardar; pero las constantes lluvias imposibilitan las cosechas, dejando que la planta de tabaco se pudra frente al productor, que ve con enorme impotencia cómo se frustra el trabajo de todo el año.

El ciclo productivo del tabaco comienza al hacer el pedido de insumos a las compañías, éstas  brindan una suerte de crédito, facilitando los materiales (agroquímicos, semillas, la protección, chapas, maderas, etc.), que luego serán descontados al momento de cobrar por la cosecha. A cambio, el tabacalero se compromete a plantar Burley bajo supervisión técnica y en determinado tiempo, calidad y cantidad, mediante la firma de un contrato con la compañía tabacalera, quien oficia de entidad crediticia.

Se comienza con la preparación del terreno en mayo y en paralelo se plantan las semillas en almácigos flotantes y se dejan crecer hasta su trasplante al rosado en agosto y septiembre. Una vez trasplantado, las hojas son cuidadas de las plagas e insectos con plaguicidas y fitoreguladores.

El período de mayor aplicación de agroquímicos comprende los meses de junio y julio, donde el dominio absoluto es de Round up, herbicida empleado para desmalezar el terreno donde el tabaco será trasplantado. En los meses de octubre y noviembre, se cuida la plantación únicamente con insecticidas y plaguicidas, venenos propiamente dichos. Finalmente durante la cosecha que se extiende de diciembre a enero los agroquímicos se reducen al mínimo. La planta al no ser transgénica, si se le aplica directamente Round up muere.

‘’Randapear ‘’ con la mochila a cuestas es una actividad que en la mayoría de los casos es ejercida por el hombre, el jefe de familia o el varón a cargo, con una carga masculina importante, la percepción de la peligrosidad de los venenos no suele estar del todo asentada, siendo utilizado en pocas ocasiones el traje de protección para fumigar, reemplazado únicamente por las botas, los guantes o sólo un barbijo, las causas aducidas son las altas temperaturas.

– El precio descendió, y necesitan producir más, es la crisis de la auto explotación campesina, que implica que el tabacalero deba trabajar el doble para producir la cantidad de kilos pautados produciendo el desgaste de la fuerza de trabajo, una mayor exigencia recae sobre el grupo familiar y también puede implicar una mayor utilización de agroquímicos.

María Carolina Diez es becaria del Consejo Nacional de Investigaciones (CONICET) y se encuentra finalizando su tesis de doctorado en Antropología Social en la UNAM, su sujeto de estudio son los plantadores tabacaleros, su tesis de grado tuvo un enfoque en la relación de éstos con las empresas de acopio y la de posgrado en la salud y los padecimientos rurales.

–  Recién cuando vas a entregar el tabaco sabés cuánto tenés, y se realizan los descuentos. Un modelo crediticio que se descuenta del valor percibido de la cosecha, durante el proceso ‘’la cuenta en la compañía’’ se va agrandando y se desconoce su valor. Este círculo ubica a los productores en una posición de vulnerabilidad, ya que el costo de insumos “sobrevaluados” obliga a muchos tabacaleros a comenzar un nuevo ciclo con una deuda doble: la del ciclo entrante y la del ciclo productivo que concluye. Un claro ejemplo de agricultura bajo contrato, desencadenante de complejos estados nerviosos.

En su tesis de grado establece que ‘’en cuanto a la cantidad de productores involucrados en el cultivo de Burley, han pasado de 1.500 productores de tabaco en 1980, a 18.000 para 1992 y estabilizándose en adelante’’. La estabilización se encuentra en torno a los 15 mil plantadores, 15.800 para la campaña 2014/2015, pero este número no refleja la tendencia al abandono del cultivo.

– Hay un montón de trabajadores por fuera de las compañías, no anotados o echados, que siguen formando parte de la agro industria. Por este motivo se mantiene la cantidad de toneladas producidas o se aumenta sin modificar la cantidad de productores anotados.

Reconoce que la asignación universal por hijo y los planes materno infantil han mejorado ligeramente la situación en la zona, pero las políticas públicas a nivel nacional colapsan con las de nivel provincial. ‘’Misiones Salud y los programas de la provincia manejan mucha guita pero no se ven los resultados’’.

En la tesis de posgrado narra el alto grado de medicalización de los padecimientos en la zona, sobre todo ansiolíticos como el clonazepan y diclofenac: ‘’ El rango de venta oscila entre analgésicos, ansiolíticos, antiácidos, e hipertensivos (por la mala alimentación, muchos grasos y con exceso de sal), aunque también son comúnmente demandados antibióticos y antiinflamatorios para las infecciones urinarias (por los malos hábitos de higiene y la falta de agua potable) ‘’.

– Me entrevisté con médicos de la APTM y me decían que son un montón de fatigas, de problemas vinculados con las columnas, con los lumbares, tienen que ver que trabajan con la mano, eso ya de por sí es para denunciar. Todos estos padecimientos y envenenamientos son parte de la construcción de esta mano de obra, no son factores externos.

Remarca que el tabaco criollo se plantó por primera vez en la zona como un cultivo de espera, a principios del siglo pasado, mientras se aguardaban los 3 a 4 años que necesita la planta de yerba para su cosecha. Esta es la principal causa que vuelve al tabaco tan atractivo, la posibilidad de obtener liquidez de forma anual, en un pequeño terreno.

– La característica de la zona tabacalera de Misiones en comparación con Salta y Jujuy es que aquí son pequeñas explotaciones que no superan las 3 hectáreas.

En medio de la charla que se desarrolla en el primer piso de la Universidad Arturo Jauretche, donde es coordinadora de la materia Introducción al Desarrollo Sustentable, plantea un interesante interrogante.

– ¿Por qué no hay un movimiento de afectados? Si bien están las madres de Ituzaingó en Córdoba y existen distintos movimientos en torno a la salud, en San Vicente no, están estos voceros, una capa de técnicos, médicos, trabajadores sociales y políticos que son funcionales a los medios de comunicación, hablan por los productores, generan titulares y los describen de una manera patética, con representaciones miserabilistas y patéticas, como si fuesen prácticamente infrahumanos.

– Lo cierto es que no va a ir nadie a salvarlos, ni el científico ni el investigador. Lo que sí se puede hacer es apostar y debatir acerca de estas visiones construidas- concluye con apremio la Mgter. Diez, es hora de volver a dictar clases.

La cosecha de este año fue fatal, registró una merma del 30% en relación a las 37000 toneladas cosechadas la temporada pasada, valuadas en 660 millones de pesos (U$s 73 millones); con productores que pese a estar anotados lo perdieron todo a causa del tornado de noviembre, las inundaciones de diciembre y a la posterior sequia de enero. El valor por kilo se pagó a $20 (U$s 2,2), más $17 (U$s 1,8)  que se abonarán a lo largo del año en cuotas a través del FET, impuesto que paga el consumidor, también conocido como caja verde.

Los controles para evitar el contrabando de tabaco a países limítrofes aumentaron, el contrabando afecta el monto que vuelve a la provincia mediante el Fondo Especial. Mientras tanto las empresas analizan el tabaco y aquellos productores que entreguen Burley con alto grado de toxicidad, quedarán fuera del circuito y pasarán a engrosar las filas del enorme universo de los no anotados.

– Es la maldición del tabaco, tanta gente dice que el tabaco hace mal, y bueno: es toda esa maldición. Hay que empezar a diversificar la producción en la chacra- confiesa un productor.

 

Salto Encantado || San Vicente, Provincia de Misiones, Argentina || Junio 2013

– El productor que mejor está es el que tiene diversificación, varios frentes de trabajo. Sin dejar el tabaco porque el tabaco le brinda una buena obra social y siempre, es una cultura que genera un circulante de buena plata. Quien habla frente al micrófono desde un video de YouTube con un puñado de visitas, es Roque Soboczinski, presidente desde diciembre del 2013 de la APTM.

El acopio y procesamiento del tabaco Burley está concentrado por la Cooperativa Tabacalera de Misiones (CTM) y la empresa de capital transnacional Tabacos Norte (TN), que a partir del 2014 fue absorbida en un 100% por Massalin Particulares. Entre las dos obtuvieron el 70% de la última cosecha, casi 25000 toneladas.

Por su parte  La Asociación de Plantadores de Tabaco de Misiones  se fundó el 10 de junio de 1983 como organización gremial, un año más tarde se constituyó la CTM que funciona como su brazo comercializador. Ambas son mediadores políticos entre productores-empresa-Estado, con estrechos vínculos con el Estado Provincial y a su vez pertenecen a la International Grower’s Asociation, una asociación mundial de tabacaleros; la influencia ejercida por la agenda internacional abarca desde temas legales hasta la calidad y normas de comercialización.

En otro video se lo ve al Sr. Soboczinski en medio de un tabacal, con las palabras amor, solidaridad y salud remarcadas, mientras desea una feliz navidad y próspero año nuevo a las familias tabacaleras, una vez en off finaliza: ‘’ Somos una familia ‘’.

-Veníamos de épocas un poco confusas, algunos episodios donde APTM quedó marcado, no en las páginas buenas – confiesa el mismo presidente al momento de lanzar la página web de la Asociación de Plantadores para ‘’ direccionar mejor la información’’.

En las reuniones fotografiadas se puede observar una tendencia, casi la absoluta mayoría son hombres mayores de  40 años. Entre el 60% y el 75% de los tabacaleros opta por la obra social de la APTM.

– Nos pusimos a trabajar para que la gente entienda y sepa que el Tabaco también es Salud, nosotros brindamos servicios de salud a 40 mil beneficiarios -. Quien habla en este caso es Ricardo Saraceni, asesor de la Asociación y mano derecha de su actual presidente.

En una entrevista de principios del 2014 para el diario El Territorio, el Dr. José Manuel Reñe, médico auditor, aseguró que no existen estudios fiables que den certeza de la relación de enfermedades graves con los agroquímicos.

– Algo que tenemos investigado desde hace años son los muchos casos de consanguinidad que se detectaron en la provincia, y eso trae problemas bastantes serios a nivel genético de las personas por nacer. También casos de alcoholismo durante la gestación. Muchas cosas que se les atribuyen a los agroquímicos.

En el interior de la Asociación no todos comparten la misma opinión, un alto cargo de la sede de San Vicente reconoce: ‘’El colono se sigue exponiendo a los mismos peligros que hace 10 años, un círculo vicioso por la necesidad de la obra social. ’’

Sitúa entre los principales problemas la deshidratación, la gripe, las intoxicaciones con tabaco, problemas de úlcera, gastritis, hemorroides, páncreas y muchísimos casos de cáncer de piel.

-También suceden los discapacitados, no son muchos, chicos que nacieron con hidrocefalia, la obra social reconoce que la discapacidad se produce por los venenos.

Esta persona que pidió que su identidad se encuentre a resguardo lleva casi 20 años trabajando para la Asociación y reconoce que hay muchas cosas que es preferible no saber.

– ¿Cuáles son los requisitos para adquirir la obra social?

-Tenés que estar registrado ante el Ministerio de Asuntos Agrarios de Misiones, no hay mínimos ni máximo por cosecha, primero te anotás en la empresa y después elegís libremente la obra social.

-¿Cuánto se le debita al trabajador?

– El 1,5% de la producción hasta un montón de 3700kgs.

– De los 12 mil afiliados apenas el 0,5 % tiene problemas por agrotóxicos.

– ¿Qué fue lo que más te impactó?

– Un trasplante de hígado a un chiquito de 4 años.

Define el negocio como un eslabón que se encadena uno a otro, donde todos van ganando, excepto el colono y para finalizar lanza una pregunta, como ejemplo de la impunidad que relata.

– ¿Qué paso con Gómez Demaio?, ¿a qué llegó? Le cerraron todas las puertas, es el que más ruido hizo de forma internacional, y no llegó a nada.

* * *

– Soy médico, no mago – dice el masajista Roberto Da Silva frente a los padres que buscan resultados inmediatos en la rehabilitación de sus hijos con discapacidad.

Los días jueves es el asignado para tratar estos casos: ‘’ El monstruo de las tabacaleras es imparable, y yo hago lo que está al alcance de mi mano’’.

– Es difícil trabajar con los nenes, es necesario intuir su estado de ánimo y mantenerlo, si se ponen a llorar nada más se puede hacer.

Sentado en una reposera al frente de su casa, su suave tono de voz compite con el sonido del agua que emana una cascada.

– Un nene con problemas generados por agentes químicos puede alcanzar una visible mejoría, en cambio si es parálisis hereditaria o meningitis no se puede obtener el denominado círculo de la evolución.

– A los 20 años el paciente puede lograr la capacidad motriz y de habla por su cuenta, pero llegado a la cúspide, inevitablemente continúa el deterioro. Superado los 30 años el organismo tiende a colapsar.

 

San Vicente es una ciudad paradójica, la tarde del 13 de Marzo del 2006 un grupo de 4000 colonos se acercó a la Municipalidad para reclamar por un subsidio no entregado y pedir la inmediata destitución del intendente. Fijaron como límite para la renuncia las 17 horas, vencido el plazo y ante la falta de respuesta, incendiaron totalmente la municipalidad. Los 80 policías allí apostados poco pudieron hacer para frenar el avance de la pueblada envuelta en cólera e indignación.

El actual intendente de San Vicente, Waldomiro Dos Santos, es  investigado por supuesto desvío de fondos con facturas fraudulentas y de ser proveedor del municipio mediante la empresa de pasajeros Expreso Prox, a nombre de su testaferro, que provee adoquines al municipio por contratación directa.

Carmen recuerda a la perfección aquellos días de incertidumbre del 2006; sentada en su maderera en el centro de San Vicente, ella fue parte de los vecinos que intentaron crear la fundación, pero ante su fracaso hoy día aguarda que la puesta en marcha de la Universidad Nacional del Alto Uruguay sea el motor para concientizar y generar los cambios que su ciudad necesita.

En el barrio de Fracran la mamá de Isabel Pereyra está furiosa, reclama que alguien le explique por qué en el padrón electoral hay una persona con el mismo documento que su hija, postrada hace 29 años.

– A nosotros nadie nos da nada, ni una pensión ni la curatela, tengo que trabajar todo el día en una chacra acá cerca para mantener a la familia.

A 16 kms de la RN 14, en el barrio Puerto Argentino, María Isabel con 19 años, cuida a su hija Tatiana, de 3, con secuela neurológica por falta de oxígeno y sepsis neonatal. Ella y su marido reconocen haber fumigado con Round up. Tienen un hijo de 1 año y está embarazada de 7 meses, no cobra ningún tipo de pensión por discapacidad, y ya no puede trabajar en el tabaco como solía hacer; el fenobarbital para Tatiana lo consigue gracias al hospital.

– Un remisse para llevarla en caso de urgencia al hospital nos sale $500, y nadie quiere venir por el estado de los caminos.

El señor Lemos era otro de los implicados en la fundación y recuerda que tuvo que entrevistarse personalmente con la Ministra de Desarrollo Social para conseguir  la pensión. Aunque reconoce que hubiera preferido no tramitarla nunca:
’’tenía la esperanza que con el tiempo se iba a curar’’.

-¿Sabés la cantidad de veces que nos hicieron ir a un acto político, con el frío que hacía, para entregarme algo para Williams?

Al consultarle por el diagnóstico de su hijo, quien rosa la mayoría de edad y utiliza un botón gástrico renovable cada 6 meses de al menos $6000 (U$s 660), busca un viejo papel doblado y lee en voz alta:

-Evolución crónica no evolutiva.

* * *

Las historias tragadas por la tierra se las puede encontrar por doquier, en las afueras de San Vicente, en el barrio El Progreso, los casos se cuentan por cuadras, muchas familias del interior se mudan a la periferia de la ciudad para estar más cerca del hospital. Los envases vacíos de agroquímicos aguardan pudriéndose en bolsas la promesa de las acopiadoras de retirarlos para evitar su reutilización.

Dos hermanas mellizas, hijas de tabacaleros están en sillas de ruedas y la mamá de Fabián, a 4 cuadras, recuerda que los médicos le dijeron que el derrame cerebral de su hijo de 8 años se debía a que, con un año de edad, se asustó al mirarse al espejo en el preciso momento en el que caía un rayo, o que también podía ser por los agrotóxicos.

Los padres de Talía también están indignados, se quejan y farfullan, están hartos, a partir de la discapacidad de su hija dejaron el tabaco y hoy en día se dedican a la plantación orgánica de lechugas, cuentan que su hija se cayó y  esguinzó el hombro en la escuela especial, pero ninguna maestra lo notó.

– Llegó a casa y lloraba, lloraba y no sabíamos por qué, hasta que le hicieron una placa y entendimos a que se debía tanto dolor.

Unos días antes de partir tengo la suerte de conocer a una ex promotora de Misiones Salud, digo ex porque al momento de comenzar con la concientización sobre los venenos, fue obligada a renunciar, a lo que no la pudieron obligar fue a renunciar a su vocación de ayudar. Personalmente se encarga de viajar a Posadas para tramitar las pensiones:

– Cuando viajé por primera vez nadie me creía, hasta que saque la cámara y les empecé a mostrar todas las fotos que tenía, la chica de la recepción se quería morir, no sabía dónde meterse.

Su accionar hace pensar que mientras exista gente que se preocupe por el otro, no todo está perdido, ¿Servirá tanto esfuerzo para algo?  Minutos antes de abordar el micro de regreso recibo un llamado de ella:

– Si llegás a escribir algo, por favor no pongas mi nombre, no quiero más problemas.

Pin It on Pinterest

Share This